jueves, septiembre 22, 2005

QUINTO ECLIPSE(igual me equivoqué)

Igual me equivoqué pensando que empezaba el buen tiempo de nuevo en mi corazón. Desperté esta mañana con pocas ganas de lucha y aún asi conseguí salir a la calle, y se puso a llover de nuevo en el corazón.
Me persigue un eco que repite una y otra vez que se derrumbaran las puertas de mi vida ante mis pies y yo no quiero escucharle. Tapo con mis manos mis oídos, pero no sirve de nada luchar contra algo que esta en tu cabeza. Mañana sera otro día, lo se, mañana dejara de molestarme el ruido, la gente, yo misma incluso; dejará de molestarme todo lo que se cruza por delante. Mañana será un nuevo día

viernes, junio 03, 2005

CUARTO ECLIPSE (pasan las horas)

Hoy le pido al viento que vuelva a escucharme, que cese de huir, que me mire a los ojos y me atrape.Escribiré para plasmar mis recuerdos en pequeñas dosis de ideas que vagamente llegan al papel. Después quemaré esa vida y no volveré a nacer.Llevo tres horas sentada mirando al vacío; ese vacío que me ahoga, que me cierra el corazón. Y ahora simplemente no queda nada.El tiempo me esta poniendo a prueba, los segundos suenan en mi cabeza, meticulosos, fríos, inquietos... la tristeza se vuelve melancolía y consigo esbozar una sonrisa. Parece que el día hoy no termina, como si las puertas no estuviesen cerradas, como un ama de llaves en un pasillo interminable lleno de salidas en la sala de los espejos. Pero no encuentro la meta...

miércoles, mayo 18, 2005

TERCER ECLIPSE

Llego el invierno...Y hoy, bañada con sus besos húmedos que se resbalan sobre la piel de mis palabras desnudas, me he dejado llenar por el...Llego el invierno….Y no se, si para mi bien o para mi mal, ha traído como siempre con el, el alimento de sus cansados ojos de cielo. Puede ser, que al sentir las gotas de la lluvia deslizarse sobre los pies descalzos de mis recuerdos, y al escucharlas caer sobre los techos de mis memorias rotas… sean ellas quienes llenen de música los oídos de mis tristezas y la piel de los cuerpos de esas vidas que he dejado atrás.No se, pero el invierno me trae con su agua, las canciones calladas que me hacen escuchar mas profundamente lo mas escondido de mis silencios, y me lleva con sus ríos a perderme entre las gotas rotas y cortantes de las melancolías.En este momento la lluvia cae, robándome con su voz la complicidad de ese silencio que siempre me acompaña por las noches, y regalándome a cambio, el tacto de las lágrimas que se quiebran al caer sobre los cuerpos que no las saben consolar.Puede ser quizás, que sea yo quien no sabe consolar a la lluvia… y quien no sabe sentir hoy, su beso acariciando la piel de mi inspiración y su tranquilidad arrullando a la niña que duerme en la ilusión de su sueño. Puede ser también, que hoy mis ojos no sepan ver la belleza de las nubes, que liquidas se precipitan deslizándose sobre los jardines del viento… hasta tocar con su magia, la naturaleza dormida, que a su contacto se impregna de una magia que la llena de vida.La lluvia sigue cayendo, y yo la sigo escuchando mientras bailan mis pensamientos enredados en sus vientos… Y me he dado cuenta ahora, que al querer decir tan solo una frase que expresara mi sentir… me he quedado divagando en el porque de los sentimientos que ella, la lluvia!... hace aflorar en mi, y me he enredado tratando de encontrar razones para las sinrazones de mi existir…Y me he dado cuenta también, que cuando solo he querido decir un “te echo de menos” he comprendido que esa simple frase no empieza ni termina allí… que no empieza por la falta de una presencia o por la presencia de una ausencia.. Sino que se forma de esa necesidad que sentimos a veces de dejarnos ver, y dejarles saber a las demás personas, que por una u otra razón, han dejado una huella… ya sea en nuestra mente o en nuestro corazón. Así que hoy… que las gotas del cielo se han posado con su beso, sobre los labios de mi alma desnuda… y con el permiso de la lluvia que me ha regalado las lágrimas de su inspiración… puedo deciros y con justa razón, que….Si me faltais, seguramente…. hoy, la lluvia sabrá llorar conmigo.

sábado, abril 02, 2005

SEGUNDO ECLIPSE

Busco céntimos por debajo de las piedras, pero no hay mas que cucarachas y pequeñas hormigas; solo me faltan 7 céntimos para poder comprarme tabaco, pero ya no se me ocurre el lugar de búsqueda.El fracaso me gana unas horas, lleva tiempo yendo por delante, trato de superarlo pero creerme, no es tan fácil. Sin duda alguna la suerte no es lo mío. Intento creer que llegará el momento en que aparezca, pero eso es cada vez más improbable y lejano; con lo que mi cuerpo prefiere sentarse a hacer como que ve la estúpida mierda que aparece en la caja negra. Puede que no sirva para nada, pero por lo menos se siente completamente limpia en unos instantes, quizás de incertidumbre. Las imágenes no son mas que otro dato de hipocresía de está humanidad que solo piensa en como mejorar su propia vida; pero ¿hasta que punto podemos considerar que algo es propio? ¿Que algo es mío, tuyo, nuestro...?Las preguntas siempre quedan al aire.El viento entra por la ventana y los papeles vuelan libres por la habitación, cualquier movimiento en falso es estar tentando al diablo, por eso mi cabeza no quiere girar sobre su eje, por no estar segura de haber afianzado los datos correctos de la operación.El cuerpo cada vez sale más de si mismo, se pierde en la oscuridad, camina atento, melancólico, silencioso de manera virtual, aunque sigue sin ser seguro. Aquí la seguridad la cubren las sombras inmovibles, permanentes en su estado y el sonido de fondo que nos persigue después de actuar, eso a lo que llamamos sentido común.Pues bien, ni sentido común ni nada, aquí la servidora se guía por impulsos que pasan por un aduana que no es otra que el corazón, pero los precios del flujo sanguíneo están ya en elevados números, y la conciencia juega un papel muy importante en este film de los horrores insospechados del camino, del viaje hacia la nada.

miércoles, marzo 30, 2005

PRIMER ECLIPSE

Primer eclipse, primer atasco al volante, primer blog, primer post...